Simplemente, enviarte mi agradecimiento por este curso PHI, que has creado con tanto amor y del que solo puedo contar maravillas.

Con qué delicadeza has unido lo que realmente necesito en mi vida: un poco de fuerza, cardio, yoga y por supuesto, la meditación que la inicié en la pandemia y desde entonces va unida a mí.

Has cuidado cada uno de los detalles: la música, el tempo, los vídeos.

¡Gracias por tanto!

Eli

Lo primero GRACIAS, gracias por este curso, gracias por las preciosas 8 semanas que hemos compartido y gracias por hacer que los lunes por la tarde fueran tan esperados. Había intentado meditar varias veces y no lo había conseguido. Sabía que contigo Pau iba a ser diferente, porque eres luz, eres calma, eres serenidad, eres dulzura y el curso es así, como tú, lleno de color y de luz, lleno de cariño y de ternura. En estas 8 semanas que hemos compartido, he iniciado un camino precioso en el que quiero seguir adentrándome y seguir aprendiendo.

Antes de nada, decir, que para poder hacer algo creo que uno tiene que querer hacerlo (de nada sirve apuntarse a un curso si luego no vas a practicarlo), me he comprometido mucho conmigo misma y con este curso, planificando los domingos las sesiones de la semana, igual que planifico mis entrenamientos de carrera o mis sesiones de fuerza. Dedicándole un poco de tiempo, leyendo conscientemente e interiorizando las explicaciones de cada sesión, y siguiendo todas las recomendaciones que das para la semana.

Las explicaciones y los vídeos son claros y concisos. Los acompañamientos han sido para mí necesarios porque son preciosos, emotivos, te hacen entender del todo lo que antes has leído en la sesión y te dejan una sensación tan indescriptible que quieres seguir. Si en algún momento de la semana dudas, ahi estábamos los lunes para compartir, resolver, preguntar y volver al camino.

El curso me ha encantado, me ha parecido muy práctico, fácil de entender y ahora mismo lo estoy repitiendo sola.

Olga

«Meditar la vida». Un principio de un gran camino. Un hábito que quería establecer en mi vida. Las cosas no pasan por casualidad, hace 8 semanas mi cuerpo me dio de nuevo un pequeño toque para que no me olvidará de mí y el universo me presento este maravilloso curso «8 pasos para aprender a meditar» @pau_inspirafit que finalizo esta semana y que me ha hecho que disfrute y sienta ganas de sentarme conmigo mismo todos los días. Cada vez que lo hago casi siempre se me cae alguna o muchas lágrimas. En resumen, VIBRO. Y eso me gusta, porque sigo avanzando en mi filosofía #julietamente «Cada momento es importante ¡Disfrútalo! Si vibras en todos los aspectos de tu vida te sentirás GUAPA y BRILLARÁS. Gracias @pau_inspirafit por transmitir de esa manera tan especial lo que significa «Meditar la vida» lo que sale del corazón nunca puede salir mal.

Estos días estoy haciendo meditaciones de 30 minutos, además me siento con ganas, que me lo pide mi cuerpo. Ya la postura me voy acoplando mejor y lo que te comentaba de que se me dormía las piernas, curiosamente mi pierna izquierda, que me imagino que no será casualidad…lo llevo de otra manera por qué aunque cuando termino la tengo dormida pero lo aguanto no era como antes que me resultaba incómodo. Bueno, pues todo esto te cuento…a ver si hay clientas mías que se animan.

Julia